Asegúrate de que tu página web responde a estas preguntas que se hacen tus clientes

Asegúrate de que tu página web responde a estas preguntas que se hacen tus clientes

Asegúrate de que tu página web responde a estas preguntas que se hacen tus clientes

Supongo que recuerdas aquella canción que decía algo como: «¿Y quién es él? ¿De dónde es? ¿A qué dedica el tiempo libre?».

Son las preguntas básicas que normalmente nos hacemos cuando conocemos o nos interesamos por alguien: cómo se llama, a qué se dedica, de dónde es...

Y algo muy parecido sucede en internet cuando nos encontramos en una página web.

Consciente o inconscientemente nos hacemos preguntas similares.

¿Sabes cuáles son esas preguntas?

Y más importante: ¿Respondes en tu web a esas preguntas?

Si una persona visita tu página web y no obtiene respuesta a estas preguntas básicas... lo más probable es que se vaya.

Tiene abiertas 10 pestañas más en el navegador y no va a temblarle el pulso para cerrar la tuya.

 

Qué pregunta tu usuario en tu página

Páginas web hay de muchos tipos, y cada una tiene unas preguntas específicas.

No es lo mismo el sitio web de un centro educativo, que el de una tienda online de productos ecológicos o el de un profesional independiente.

Pero sí hay algunas más generales.

Las preguntas a continuación son las principales que se hace un usuario cuando aterriza en tu sitio web. Especialmente relevantes para la home.

 

  1. ¿Dónde estoy?
    Esta pregunta se suele responder con el logo y/o título de la página.
    En páginas interiores también se ayuda a concretar la respuesta con el breadcrumb (texto que indica la ruta que se sigue desde la home hasta la página donde nos encontramos).
     
  2. Sé lo que estoy buscando: ¿cómo lo busco?
    Aquí incluimos la caja de búsqueda de tu página, pero también otros elementos como un directorio o un índice de accesos directos, listado alfabético o cronológico (como la agrupación de artículos por fecha en un blog).
     
  3. ¿Cómo navego por el sitio web?
    Aquí se trata de identificar claramente los distintos menús con los que cuenta la web, que nos permiten hacer un recorrido por ella.
    Principalmente el menú principal y secundario, que solemos encontrar en la cabecera o lateral izquierdo y al pie de la página.
     
  4. ¿Qué es importante y único de esta organización?
    Ya comentaba en el artículo de los errores de la home de tu página web, que debes dejar claro de qué vas.
    Alguien que no te conoce y visita tu web tiene 5 segundos para saber por qué eres diferente y debe permanecer en tu página.
    Dicho esto, está claro que ese mensaje tan importante, y que define tu proyecto debe estar bien destacado en la portada.
     
  5. ¿Qué hay disponible en este sitio?
    La respuesta a esta pregunta la hacemos, por ejemplo, mediante enlaces a recursos, categorías principales, o incluso ofreciendo áreas separadas para cada perfil de visitante (particular, empresa, patrocinador, ...).
     
  6. ¿Qué está pasando ahí?
    Sobretodo si se trata de una visita recurrente, querrá saber qué hay de nuevo en la web, cuáles son las novedades.
    Aquí entrarían las secciones dinámicas como las últimas entradas del blog, noticias, novedades, ofertas vigentes, próximos eventos, agenda, etc.
    También respondemos esta pregunta cuando ofrecemos la posibilidad de seguir las novedades a través de rss, newsletter o redes sociales.
     
  7. ¿Quieren mi opinión sobre la web?
    Siempre que pedimos algún tipo de feedback o interacción estamos dando cabida a esta pregunta. Ejemplos pueden ser las votaciones a productos de una tienda, o los «me gusta» u otros botones similares donde el cliente da su opinión sobre el sitio o una parte de él.
     
  8. ¿Cómo puedo contactar con un humano?
    Ejemplos de respuesta sería un correo electrónico o teléfono visible en la home, enlace a formulario de contacto, perfiles en redes sociales, etc.
     
  9. ¿Cuál es su dirección?
    En el pie de página, y/o en la página de contacto o localización tienes que dejar claro dónde estás.
    Si tu proyecto tiene un local físico, es importante dar detalles: dirección, mapa de localización o cómo llegar, fotografía de la fachada... Cuantos más datos más confianza generas en tu respuesta.

 

La arquitectura de la información es la parte del diseño web que se encarga de responder a estas preguntas.

Y para ver todo esto en la práctica, te muestro un ejemplo usando la página web de Triodos Bank.

En la imagen te marco dónde var respondiendo la home de Triodos a estas preguntas.

 

 

Ahora es tu turno: busca qué elementos en tu página responden a estas cuestiones, y añade aquello que te falte.

Quizá es sólo un enlace, o un pequeño texto.

Y estarás dando a tu cliente la respuesta que busca en tu página web.

Cuéntame tus cambios en los comentarios.

Compartir: 
Information Architecture for the World Wide Web - Peter Morville, Louis Rosenfeld
Come up