4 parecidos entre las plataformas web tipo wix, weebly, jimdo o 1and1, y un falso maestro espiritual

4 parecidos entre las plataformas web tipo wix, weebly, jimdo o 1and1, y un falso maestro espiritual

4 parecidos entre las plataformas web tipo wix, weebly, jimdo o 1and1, y un falso maestro espiritual

«Estoy haciendo la web de mi negocio con weebly, porque es muy fácil y tiene unos diseños bonitos. Pero me surge la duda ¿Recomiendas esta plataforma?»

De vez en cuando recibo un email de este tipo, o leo estos comentarios en redes sociales.

Quizá tú eres uno de ellos.

Tienes un negocio o proyecto, no tienes conocimientos técnicos y quieres hacer una página web con poco presupuesto (o sea, gratis :-)).

Buscas en Google, o quizá ves alguna publicidad, y descubres alguna de estas plataformas que prometen una web que puedes hacer tú fácilmente con pocos clics.

Suena tentador. ¡Y lo es!

 

Salvando las distancias, es una dinámica que me recuerda mucho a la búsqueda espiritual.

Una persona que empieza a descubrir su mundo interior e inicia una búsqueda de un guía que dé respuesta a sus inquietudes.

Fácilmente encuentra, quizá en Youtube o en algún enlace patrocinado de Google o Facebook, una plataforma web de algún método, maestro o gurú espiritual que le promete alcanzar esas respuestas o ese crecimiento que anhela.

 

Por eso me he decidido a analizar estas plataformas web tipo wix, weebly, jimdo y 1and1 a través de estos 4 parecidos con un falso maestro espiritual.

No tomes las comparaciones demasiado en serio. Tan sólo pretendo dar un ejemplo gráfico con un toque cómico, para que se entienda mejor:

 

1. Aparenta ser tan bueno como los demás.

El falso maestro espiritual aparentemente es tan maestro como los otros. Habla de los mismos temas, e incluso utiliza algunas técnicas similares. El problema es que todo se queda en la superficie. Todo es forma, pero sin fondo.

Así ocurre con este tipo de plataformas: deslumbran con sus diseños a las personas que se inician en este mundo de las webs.

Aparentemente la página web resultado es tan buena como otras que has visto (depende de quien vea esa web, claro). Pero en realidad se trata sólo de la superficie. Un diseño que puede ser aparente, pero sostenido en una base tecnológica opaca (¿puedes estar seguro de que tu web sólo hace lo que aparenta hacer? Software libre al rescate).

Y ese código bajo la superficie ¿está optimizado para una velocidad de carga razonable tanto para el usuario como para las métricas de Google?
En la mayoría de estas plataformas, temas de código imprescindibles para el SEO como la inclusión de metadatos, etiquetas de encabezados, personalización de url, o etiquetas para las imágenes no están disponibles o sólo parcialmente y en la versión de pago.

 

2. Te muestra el camino paso a paso para llegar a la meta

El falso maestro espiritual te dirá que, siguiendo unos pasos concretos por el camino que él te enseña, podrás alcanzar esas respuestas que buscas.

Lo que ocurre es que si sigues esas indicaciones, es posible que el resultado no colme tus inquietudes internas. Ya sea porque ése no era tu camino, porque ésa no era tu meta o porque, simplemente, no hay caminos ni metas. :-)

En el caso de estas plataformas, te ofrecen unos pasos muy sencillos para tener lista tu web en unos pocos clics. Pero ¿realmente esta web está bien planteada para las necesidades de tu negocio o proyecto? Quizá esa estructura no es la que funciona para tu objetivo.

 

3. Tiene carencias

Recuerdo una anécdota que me contaron de una chica que impartía una charla sobre la paz interior. Una vez comenzada la charla, apareció gente que entraba progresivamente, y la chica se empezó a poner nerviosa por la impuntualidad hasta que finalmente perdió los papeles (y su paz interior).

Con esto quiero ejemplificar la similitud con este tipo de plataformas, que a pesar de prometer la posibilidad de hacer tu web, carecen de muchas funcionalidades necesarias en una página web profesional.

Además de las carencias mencionadas antes con respecto al posicionamiento en buscadores, puedes encontrarte con problemas si quieres:

  • Añadir un blog: dependiendo de la plataforma es más o menos precario.
  • Añadir más de un determinado número de productos en tu tienda online: normalmente tienen un límite que no puedes superar.
  • Tener la web en varios idiomas: esto es posible sólo en unas pocas, y con limitaciones tanto en número de idiomas como en la gestión.

Y en general, muchas de las funcionalidades, si existen, sólo están disponibles en los paquetes de pago.

 

4. Crea dependencia

Una característica común del falso maestro espiritual es que no ayuda a empoderarte. Muy al contrario, crea un sistema (más o menos evidente) que te hace dependiente en tu propio camino de crecimiento.

Esto ocurre también con estas plataformas.

¿Qué pasa cuando te topas con un límite de productos y necesitas añadir más a tu tienda?

¿O que has visto la importancia de incorporar un blog a tu plataforma online y la herramienta no te lo permite o lo hace de forma precaria?

¿O necesitas un popup con un formato específico y que actúe ante determinado evento?

Descubres que es el momento de migrar a una plataforma web realmente profesional pero (¡Oh my God!) no puedes llevarte la información que has creado.

Depende de la plataforma, puede haber algún método, más o menos manual, para exportar el blog, pero aparte de eso la migración va a tener que ser manual.

Además, no tienes acceso al código, por lo que cualquier personalización o funcionalidad que necesites y que no puedas realizar a través de su entorno, no podrás hacerla, aunque contrates un programador para ello. Dependes de la empresa que desarrolla esa plataforma.

 

Conclusión

¿Quiere decir que en ningún caso conviene hacer tu página web con estas plataformas?

Como con el falso maestro espiritual, yo no lo recomendaría, aunque entiendo que cuando te estás iniciando en este camino pueda serte útil.

No recomiendo el uso de estas plataformas, pero entiendo que puede servirte en alguno de estos casos:

  • Si sólo quieres una web como tarjeta de visita online. Pero sabiendo que si en algún momento quieres ampliarla, tendrás que hacerla desde cero de forma profesional.
  • Si necesitas mostrar algo rápido y de forma temporal. Por ejemplo, mostrar rápidamente una web bajo el dominio que hayas comprado para tu proyecto, mientras se realiza tu página web que finalmente se alojará en ese dominio.

 

Y ahora tú ¿Has usado alguna de estas plataformas? ¿Cuál ha sido tu experiencia?

Compartir: 
Come up